Ya sé lo que es la espinaca

He leído por fin el álbum del que hablaba en el post del 15 de Febrero, “L’épinard de Yukiko”. Y por una vez el nivel de expectativas no ha sido defraudado. Si el otro día comparaba a Taniguchi con Ozu, Mr. Boilet puede ser comparado con… Godard!. Sí, el del post anterior. “La espinaca de Yukiko” es un cómic sorprendente, y abre muchísimas vías. Estilisticamente emparentado con la Nouvelle Vague: esbozos, croquis, cómic dentro del cómic, realismo fotográfico, confusión entre realidad y ficción, planos subjetivos en los que Yukiko habla a la vez al autor y al lector.

La narración parece en ocasiones no avanzar, como detenida en intentar retratar un rostro o una situación concretas, hay multitud de instantáneas desencuadradas, algunos desenfoques o dibujos no terminados, como si estuvieran tomados cámara en mano.

La verdad es que me ha sorprendido y me ha hecho reflexionar. Qué más quiero por 15€. ¿Y la historia?. Pues una de amor y sexo efímeros, el que viven Frédéric y Yukiko. ¿Mezcla de culturas? No es un álbum exótico, aunque no deja de ser la visión de un occidental sobre “su” Japón.

Y la espinaca es la traducción directa de lo que pronuncia Frédéric cuando intenta decir “ombligo” en su japonés primerizo.